La entrega planificada de Rusia de los sistemas de defensa aérea S-300 a Siria hará que Israel se lo piense dos veces antes de atacar a la república árabe una vez más, dijo el viceministro de Relaciones Exteriores sirio, Faisal Mekdad.

El lunes, el ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, dijo que Rusia tomará una serie de medidas para aumentar la seguridad de sus tropas en Siria, incluidas las entregas del sistema S-300, a raíz de la caída del Il-20.

«Israel, que se acostumbró a llevar a cabo muchos ataques bajo diferentes pretextos, tendrá que volver a calcular y reconsiderar antes de atacar nuevamente», dijo Mekdad a la agencia de noticias Xinhua el martes.

Mekdad señaló que los sistemas solo se usarían en caso de un ataque contra Siria.

El 17 de septiembre, la base aérea rusa Hmeimim en Siria perdió contacto con la tripulación del avión militar, que estaba monitoreando la situación sobre el terreno en la provincia siria de Idlib. Al mismo tiempo, cuatro aviones israelíes F-16 estaban atacando objetivos sirios en la provincia de Latakia. Según Shoigu, Israel había notificado al ejército ruso sobre sus ataques aéreos solo un minuto antes de su inicio y no proporcionó la ubicación de sus bombarderos a Rusia. Como resultado, el Il-20 fue atrapado en el fuego cruzado y derribado por un misil lanzado por el sistema de defensa aérea S-200 de Siria.

Rusia ha culpado del incidente, que cobró la vida de 15 soldados, a Israel y dijo que las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) usaron el Il-20 ruso como escudo.

Fuente