La Marina rusa ha probado por primera vez un misil supersónico de crucero antibuque Onyx. Fue lanzado desde el sistema de defensa de misiles Bastion, que recientemente se desplegó en el Ártico ruso.

Un video del lanzamiento muestra un misil P-800 Onyx, que puede viajar a velocidades de hasta 1.980 mph, disparando en el aire y luego deslizándose sobre el mar hacia un objetivo simulado diseñado para simular un grupo de naves hostiles.

El lanzador Bastion puede llevar dos misiles Onyx antibuque, que pueden atacar objetivos en un rango de hasta 300 km con una trayectoria alta-baja, o 120 km con una trayectoria de vuelo baja-baja. Aunque está diseñado para desplegarse contra barcos, también se puede usar contra objetivos terrestres.

En noviembre de 2016, Rusia usó los lanzadores para disparar varios misiles en las posiciones de los terroristas del Estado Islámico (IS, anteriormente ISIS) en las provincias de Idlib y Homs.

El sistema de largo alcance también ha estado en servicio con la Flota rusa del Mar Negro y la Flota del Norte.

Fuente