El presidente de Palestina, Mahmud Abás, ha criticado la “racista” y discriminatoria ley del estado-nación judío del régimen de Israel.

En su discurso ofrecido en el 73.º periodo de sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas (AGNU), el mandatario palestino ha dicho este jueves que incluso los propios israelíes han criticado la referida ley.

Al mismo tiempo, ha denunciado que el régimen de Tel Aviv viola las resoluciones de las Naciones Unidas.

Con las siguientes palabras abrió su discurso:

«Jerusalén no está a la venta, los derechos del pueblo palestino no son negociables».

Pide mantener la paz, menciona que la causa de palestina es justa, «En estos días el año pasado vine aquí para exigir libertad, independencia y justicia para mi pueblo oprimido que sufre bajo el yugo de la ocupación Israelí desde hace 51 años».

Mahmoud Abbas, pidió el jueves a Estados Unidos que revierta su reconocimiento de Jerusalén como la capital de Israel y recortes en la ayuda a los palestinos, diciendo que esto había socavado la solución de dos estados al conflicto.

«Con todas estas decisiones, esta administración ha incumplido todos los compromisos anteriores de Estados Unidos y ha socavado la solución de dos estados»

«Renuevo mi llamamiento al presidente Trump para que rescinda sus decisiones y decretos sobre Jerusalén, los refugiados y los asentamientos».

Preguntó al gobierno de Israel «¿Que es lo que se entiende exactamente por la  tierra de Israel? ¿Cuales son las frontera del estado de Israel?  desafío a cualquiera que nos diga ¿cuáles son? ¿dónde están las fronteras del estado de Israel? por favor acérquenme un mapa muéstrenme cuales son las fronteras del estado de israel»

Esta ley racista es otro estigma que se cierne sobre el estado de Israel.

Las últimas conversaciones de paz entre israelíes y palestinos se derrumbaron en 2014 y hay dudas de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, pueda asegurar lo que ha llamado el «acuerdo definitivo» desde que reconoció a Jerusalén como la capital de Israel en diciembre y trasladó la Embajada de los EE. UU. En mayo.

Los palestinos quieren establecer un estado en Cisjordania y la Franja de Gaza, con Jerusalén oriental como su capital.

Israel capturó esos territorios en la guerra de Oriente Medio de 1967 y anexó Jerusalén oriental en una medida no reconocida internacionalmente. Israel considera a toda la ciudad como su capital eterna e indivisible.

Trump se ha equivocado sobre si apoya la idea de una solución de dos estados, una para los israelíes y otra para los palestinos, un tablón de la política estadounidense durante décadas.

El miércoles, en el apoyo más claro de su administración a la idea, dijo: “Me gusta una solución de dos estados. Eso es lo que creo que funciona mejor «, pero más tarde en el día dio marcha atrás, diciendo que también apoyaría una solución de un solo estado si ambas partes lo quisieran.

Abbas dijo que Estados Unidos ya no podría ser el único mediador.

Los Estados Unidos actúan como mediadores, sin embargo, ahora los vemos con nuevos ojos. Estados Unidos no puede ser un mediador por sí solo «, dijo Abbas.

El ministro de Defensa israelí, Avigdor Lieberman, criticó el discurso de Abbas y dijo: «En lugar de responder a la mano extendida de Israel y los Estados Unidos, lo único que le interesa (a él) es ajustar los puntajes e impulsar la región hacia la confrontación».

 

Los palestinos están boicoteando los esfuerzos de paz de Washington después de que Trump rompió con la política de larga data de Estados Unidos al reconocer a Jerusalén como la capital de Israel y al trasladar la Embajada de Estados Unidos a la ciudad en disputa.

Anteriormente el jueves, el presidente egipcio, Abdel Fattah al-Sisi, pidió que se reanuden las conversaciones de paz entre Israel y Palestina cuando se reunió con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, al margen de la Asamblea General de la ONU, dijo la oficina de Sisi.

Netanyahu, quien dijo que no estaba sorprendido por los comentarios iniciales de Trump sobre la solución de dos estados, se dirigirá a la asamblea más tarde el jueves.

Fuente