El canciller ruso, Serguei Lavrov, advirtió de asestar una nueva ofensiva contra Siria bajo falsos motivos, puesto que la misma constituirá una flagrante violación de la Carta de la ONU y una acción destructora de los esfuerzos que buscan una solución política de la crisis en dicha nación.

Durante una sesión del Consejo de Seguridad de la ONU sostenida este miércoles para debatir la no proliferación de armas de destrucción masiva, el jefe de la diplomacia rusa señaló que el gobierno sirio cumplió sus obligaciones y se deshizo de su arsenal químico.

En este contexto, reiteró advirtiendo que los grupos terroristas poseen sustancias tóxicas y laboratorios para producir las mismas.

 

Fuente