El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, se dirige a la 73 sesión de la Asamblea General de la ONU en la ciudad de Nueva York.

Dirigiéndose a los líderes de la ONU el viernes, Lavrov advirtió contra los «enfoques unilaterales» y los «intentos de monopolizar» el proceso de solución del conflicto en Medio Oriente.

Centrándose en el conflicto sirio, el ministro ruso de Asuntos Exteriores advirtió que los terroristas sirios y sus patrones podrían intentar nuevas provocaciones con armas químicas, y agregó que Rusia considera esto «inaceptable».

«Advertimos a los terroristas y sus patrocinadores que las nuevas provocaciones que involucran armas químicas son inaceptables», declaró Lavrov.

Larvov enfatizó que la reconstrucción de la infraestructura de Siria y el regreso de los refugiados al país deben convertirse en la máxima prioridad de los esfuerzos internacionales, incluidas las Naciones Unidas, y ser implementados sin «dobles estándares».

Asentamiento Israel-Palestina

En cuanto al prolongado conflicto israelí-palestino, el ministro ruso de Asuntos Exteriores advirtió sobre un enfoque parcial del problema. «A pesar de la complejidad de la situación en Siria, Irak, Yemen y Libia, no debemos perder de vista el antiguo problema palestino. Una solución justa es crucial si queremos que todo el Medio Oriente se recupere. Quiero advertir contra «Un enfoque unilateral e intentos de monopolizar el proceso de paz», dijo Lavrov.

«Haremos todos los esfuerzos, incluso dentro del Cuarteto de Oriente Medio, la Liga Árabe y la Organización de Cooperación Islámica. Las iniciativas mutuamente aceptables sentarán las bases para una coexistencia pacífica y segura de las dos naciones, Israel y Palestina, «dijo el diplomático.

Pasando al acuerdo nuclear integral de Irán sobre el Plan de Acción, Lavrov hizo hincapié en que Moscú sigue comprometido con la preservación del acuerdo histórico a pesar de la retirada de los Estados Unidos.

Lavrov también llamó a la comunidad mundial a unirse para crear una convención internacional dirigida a combatir el delito cibernético.

Fuente