Luego de más de ocho horas, la Comisión de Asuntos Jurídicos del Senado levantó la audiencia en la que testificaron el nominado a la Corte Suprema Brett Kavanaugh y una mujer que lo acusa de agredirla sexualmente cuando eran adolescentes.

La comisión de senadores planea votar este viernes sobre si recomendar que la nominación de Kavanaugh pase al pleno del Senado.

“Este proceso de confirmación se ha convertido en una desgracia nacional. La Constitución otorga al Senado un papel importante en el proceso de confirmación.

«Pero ha reemplazado ‘consejo y consentimiento’ con ‘buscar y destruir’. Desde mi nombramiento en julio, ha habido un frenesí a la izquierda para encontrar algo, cualquier cosa, para bloquear mi confirmación», dijo Kavanaugh.

Christine Blasey Ford, profesora de psicología en California, fue la primera en testificar en la audiencia, y dijo que se sentía aterrada de hacerlo, pero que sentía que era su deber cívico.

Ford dijo que Kavanaugh la sometió en una cama cuando estaban en secundaria, se le encimó y trató de quitarle la ropa. Dijo que considera los hechos como un intento de violación.

Kavanaugh testificó después, y negó categóricamente haber agredido sexualmente a alguien. Aseveró que los demócratas trataban de arruinarle la vida.

Fuente