Seis personas fueron arrestadas el sábado en Barcelona cuando los manifestantes a favor y en contra de la independencia peleaban con la policía, dos días antes del primer aniversario de una votación sobre la secesión que polarizó a la región española. Dos personas fueron arrestadas después de que manifestantes separatistas arrojaran pintura en polvo a la policía antidisturbios que los mantenía alejados de una manifestación sindicalista rival.

Otros cuatro fueron arrestados más tarde el sábado. Catorce personas recibieron tratamiento por las lesiones sufridas en las protestas, todas ellas menores, informó la prensa local. Las tensiones siguen siendo altas en la región de independencia un año después de la votación del 1 de octubre considerada ilegal por Madrid pero celebrada por catalanes separatistas.

Los grupos a favor de la independencia acamparon el viernes por la noche para evitar una manifestación de apoyo a la policía desplegada en Cataluña durante el fallido intento del año pasado para separarse de España.

La manifestación siguió adelante pero se vio obligada a tomar una ruta diferente.

Los votantes optaron abrumadoramente por volverse independientes, aunque la participación fue baja y los de la secesión boicotearon la votación. Según las autoridades catalanas, casi 1000 personas resultaron heridas el año pasado luego de que la policía intentara dejar de votar en los colegios electorales de la región.

Narcis Termes, un electricista de 68 años que asistió a la protesta separatista con su esposa, dijo que ya no tenía esperanzas de que Cataluña se independizara. “El año pasado vivimos uno de nuestros mejores momentos. Vi a mis padres llorar de alegría por poder votar, pero ahora estamos atascados «, dijo.

A pesar de lograr una victoria vital, aunque estrecha, en las elecciones regionales del pasado diciembre, los partidos pro catalanistas han luchado por retener el impulso este año, ya que muchos de sus líderes más conocidos, ya sea en el exilio autoimpuesto o en detención, ¿esperan juicio o cargos? por su papel en la organización de la votación del año pasado y la posterior declaración de independencia. El sábado, Oriol Junqueras, uno de los nueve líderes catalanes en prisión preventiva desde fines del año pasado, anunció que participaría en las elecciones al Parlamento Europeo el próximo año.

«Ser candidato a las elecciones europeas es la mejor manera de denunciar la regresión en los valores democráticos y la represión que hemos visto del gobierno español», dijo.

Durante varias horas, los grupos a favor de la independencia que gritaban «Ni olvido ni perdón» se enfrentaron a los manifestantes sindicalistas que gritaban «¡Viva España!» Antes de un fin de semana de nuevas manifestaciones planeadas para marcar la votación del año pasado.  Joan Puig, un mecánico de 42 años, que registró la protesta en apoyo de la policía en su teléfono, dijo que el conflicto había sido avivado por políticos de ambos lados. «Se está poniendo cada vez más tenso», dijo.

Fuente