El próximo lunes, el Gobierno de Argentina pondrá en marcha un nuevo sistema de bandas de flotación de la moneda nacional pactado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) con el que Mauricio Macri espera poner fin a la crisis cambiaria que azota al país suramericano.

La nueva política acordada en un segundo pacto con el FMI, establece que el Banco Central de la República de Argentina (BCRA) no deberá intervenir sobre el precio del dólar, siempre y cuando se mantenga en el precio estipulado de entre los 34 y los 44 pesos argentinos.

«No tengo miedo de no poder controlar el dólar», dijo este sábado el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, en declaraciones a una radio local, quien pidió tiempo para ver los resultados de este nuevo sistema cambiario.

Dujovne destacó además que con este nuevo sistema, con el que se espera reducir el déficit fiscal y la tasa de inflación, se repondrá el poder adquisitivo de la población «a medida que vaya bajando la inflación».

«La emisión de pesos va a ser cero y esa es la base de la estabilidad cambiaria. Si no hay emisión de pesos, no hay pesos con los que comprar dólares», dijo el ministro.

El político consideró que esta «es una política monetaria muy sana, consistente y fácil de entender. Como la base monetaria no crece por varios meses, vamos a lograr bajar la volatilidad cambiaria».

Precio del dólar

Para finalizar la semana y dar la bienvenida al nuevo sistema cambiario el precio del dólar cerró en su máximo histórico de 42,10 pesos argentinos en el Banco Nación; mientras que en la plaza mayorista se disparó un 3,9 por ciento para cerrar en 41,25 pesos argentinos.

Fuente