El magistrado del Supremo Tribunal Federal (STF) de BrasilLuiz Fux, suspendió la autorización otorgada al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva para que pueda conceder entrevistas desde la cárcel, donde se encuentra detenido desde abril pasado.

La medida cautelar, confirmada el sábado, anula el permiso otorgado por otro juez del STFRicardo Lewandowsky, que le permitía a Lula ofrecer una entrevista al diario Folha de S. Paulo.

El argumento esgrimido es que la opinión de Lula podría «causar desinformación en las vísperas de las elecciones» presidenciales, que se efectuarán el 7 de octubre; y en las cuales Lula era el favorito en todos los sondeos.

Con este fallo, Fux atendió un pedido del Partido Novo (Partido Nuevo), que aseveró: «No se pretende con la presente acción imponer cualquier tipo de censura«.

En cambio, Lewandowski sí lo consideró un acto de censura contra el ex jefe de Estado, preso por supuesta corrupción en la sede de la Policía Federal de Curitiba

«Al censurar a la prensa y negar al preso el derecho de contacto con el mundo exterior, bajo el fundamento de que ‘no hay previsión constitucional o legal que se basa en el derecho del preso a la concesión de entrevistas o similares'», se viola frontalmente un principio básico de la ley de prensa.

Fuente