Provenientes de Camerún, Congo y Kenia (además de Bangladesh, país asiático), estos ciudadanos africanos están varados en Nuevo Laredo Tamaulipas, a la espera de una aprobación de asilo político en Estados Unidos. La frontera mexicana ha vivido en los últimos tres meses un éxodo de hombres, mujeres y niños.

Esta marcha silenciosa mantiene en alerta a las autoridades migratorias de Estados Unidos. La Patrulla Fronteriza de Laredo, Texas, reportó la detención de 656 ciudadanos de Bangladesh, que fueron arrestados por entrar ilegalmente a Estados Unidos, lo que representa un incremento del 300 por ciento en comparación al año fiscal anterior.

De acuerdo con el portal Líder Informativoagentes del Instituto Nacional de Migración (INM) dieron a conocer que por la frontera de Nuevo Laredo han cruzado en los últimos tres meses un promedio de 15 a 25 extranjeros africanos, quienes llegan hasta el Puente Internacional I, donde esperan su turno para cruzar hacia territorio estadounidense.

El portal informó en su página web que en la mañana del pasado miércoles, “sobre la calle 15 de junio y Guerrero, a unos metros del cruce internacional, había alrededor de 15 migrantes africanos. Otro grupo, estaba ya a mitad del puente, esperando que los agentes de Aduanas y Migración Fronteriza (CBP) de Estados Unidos, les diera paso, para tramitar el asilo”.

El éxodo

Algunos migrantes hablan en un español poco comprensible, pero les ha ayudado en su andar por Centroamérica y México, en donde tuvieron que pasar por varios países y recorriendo la temida Selva conocida como El Tapón del Darían, en la frontera de Colombia y Panamá.

El diario El Mañana de Nuevo Laredo, narra que nueve personas esperan sentadas en la acera de la calle 15 de Junio a mitad del Puente Internacional I, mientras esperan una respuesta de las autoridades estadounidenses.

Kihela Leba, quien viaja con su hijo de sólo un mes, comentó al diario fronterizo que los oficiales norteamericanos les dijeron que tendrían que esperar entre siete y ocho días para poder cruzar.

Sin embargo, lo que les preocupa a varios de estos ciudadanos africanos es que el permiso que se les expidió en Chiapas el INM para estar en el país durante 15 días, expirará este 29 de septiembre, tal es el caso de Mapanda Ndomba Esther.

Asimismo, Líder informativo narra la historia de Leeva Marian, una joven africana originaria de la República Democrática del Congo, que viaja con su pequeño hijo. “Ella cruzo de África en barco hasta Brasil, de ahí hasta México, caminando o en autobús cruzó Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras y Guatemala”.

La joven madre de familia viaja con su hijo. Se dirige a Columbus, Ohio, donde viven sus familiares. Esto facilitara que las autoridades norteamericanas le den el asilo, solo espera su turno para poder pasar de la calle 15 de Junio a mitad del Puente Internacional I.

Agentes del INM señalan que los migrantes reciben apoyo en alguna Casa del Migrante y poco a poco cruzan a Estados Unidos; algunos llevan varios días, buscando la oportunidad. “Todos cuentan con un permiso temporal expedido por el INM al ingresar a México por Chiapas”.

El problema es aún mayor porque la mayoría de los migrantes son musulmanes, esto ha obligado a que autoridades fronterizas de EU mantengan a mitad del Puente Internacional I a dos oficiales que impiden el cruce en grupo a los migrantes indocumentados.

Los migrantes esperan su turno a mitad del cruce internacional para pasar a las oficinas de Migración del vecino país, donde exponen sus casos y piden asilo. Sin embargo, la mayoría son detenidos y presentados ante un Juez de Migración, donde en un lapso de hasta seis meses se decide su situación legal.

El director de la Casa del Migrante AMAR, Aarón Méndez, dijo en entrevista que en tres meses han atendido a 15 personas africanas, a quienes se les dio cobijo, alimentación y posteriormente se les traslado al Puente Internacional I, donde cruzaron a Laredo, Texas.

Autoridades del INM esperan que durante los próximos días estén llegando personas de diversas partes de África, reportó El Mañana. Explicaron que de manera extraoficial, se expidieron más de 2 mil permisos para estar en territorio mexicano temporalmente, y desde hace pocos días han estado arribando grupos de africanos con la misma situación.

Fuente