La Policía nicaragüense bloqueó y atacó una manifestación pacífica denominada “Nicaragua en Rebeldía”, que pretendía realizarse este sábado en Managua, la capital.

Los manifestantes se convocaron en la rotonda Santo Domingo (o Cristo Rey), en el centro de la ciudad, pero ésta fue tomada por simpatizantes del Gobierno de Daniel Ortega, por lo que se desplazaron hacia el oriente.

Sin embargo, los efectivos policiales llegaron hasta allí ordenándoles que se retiraran. Las personas se negaron a hacerlo, y ante esto, los agentes lanzaron bombas de contacto y gases lacrimógenos, obligándolos a marcharse hacia un barrio cercano, donde fueron perseguidos.

Esta marcha se da un día después de que la Policía declarara ilegales todas las protestas en el país con el fin de restringir las movilizaciones en contra del Gobierno.

Mediante un comunicado de prensa en el que relató supuestos “delitos cometidos en marchas ilegales” en Managua, la entidad amenazó con judicializar a quienes convoquen concentraciones y manifestaciones públicas.

La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU (Oacnudh) se manifestó y advirtió que considerar responsables o exigir cuentas a organizadores y participantes en las reuniones por el comportamiento ilícito de otros “viola normas básicas de la responsabilidad penal y los estándares sobre derecho a la libertad de reunión pacífica”.

“Las declaraciones difundidas ayer por la Policía Nacional generan además un efecto inhibidor en las personas que quieren libremente ejercer sus derechos a reunirse, manifestarse y expresarse”, añadió la Oacnudh.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) también se pronunció al respecto y afirmó que el pronunciamiento “es contrario a los estándares interamericanos e inhibe el ejercicio de derechos inherentes a una sociedad democrática”.

“La CIDH recibe con preocupación nota de prensa de Policía Nacional de Nicaragua que califica de ilegal las manifestaciones y criminaliza su convocatoria”, dijo la Comisión mediante un mensaje en Twitter este sábado.

 

Fuente