El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha pedido a Arabia Saudita que incremente su gasto militar, con miras a más ventas de armas al »rico» reino.

Hablando en un mitin de campaña en Virginia Occidental el sábado, Trump dijo que se había quejado de que Washington no estaba obteniendo lo que debía de Arabia Saudita durante una conversación telefónica con el rey Salman bin Abdulaziz Al Saud.

Trump dijo que le había dicho al rey Salman que Riyadh tiene «billones de dólares» y que podría pagar sus cuentas militares.

«Amo Arabia Saudita. Son geniales, Rey Salman. Hablé con él esta mañana. Le dije, rey, que tiene billones de dólares. Sin nosotros, quién sabe lo que va a pasar … Con nosotros están totalmente seguro. Pero no obtenemos lo que deberíamos estar recibiendo «, dijo.

Trump además amenazó con terminar con lo que decía que eran subsidios para los militares saudíes.

«Estamos subsidiando a sus militares. Le dije que me dejara hacerle una pregunta. ¿Por qué estamos subsidiando a los militares? Es una cosa si un país está en graves problemas y en peligro», señaló. «Dije: ‘Arabia Saudita, eres rico, tienes que pagar por tu ejército. Tienes que pagar por tu ejército, lo siento'».

El año pasado, el presidente de los Estados Unidos firmó el mayor acuerdo de armas de la historia con Arabia Saudita a pesar de las advertencias de que podría ser acusado de ser cómplice de los crímenes de guerra del régimen en Yemen.
Durante la visita de Trump a Riyadh en mayo de 2017, Arabia Saudita acordó comprar US $ 110 mil millones en armas estadounidenses y firmó acuerdos de «inversión» por miles de millones más.

El reino tiene una de las tasas más altas de gasto en su ejército en el mundo, que alcanzó el 10,3 por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB) en 2017, según datos del Banco Mundial.

Los analistas dicen que Trump está ordeñando a los países árabes del Golfo Pérsico ricos y explotando los conflictos en el Medio Oriente para impulsar las ventas de armas de Estados Unidos a los estados ricos en petróleo.

Antes de su presidencia, Trump describió a Arabia Saudita como «una vaca lechera» que se sacrificaría cuando su leche se agote.

Arabia Saudita y sus aliados lanzaron una guerra brutal, llamada en clave Operación Tormenta Decisiva, contra Yemen en marzo de 2015 en un intento por reinstalar el antiguo régimen aliado de Riad del país y aplastar el movimiento Houthi Ansarullah.

Sin embargo, la guerra impuesta por el respaldo de Occidente no ha logrado sus objetivos establecidos, gracias a la fuerte resistencia de las tropas yemeníes y los combatientes aliados hutíes.

Fuente