Según informes, las armas de energía dirigida por microondas se están probando en los campos de tiro en Rusia. Los prototipos están diseñados para quemar sistemas de localización de misiles y se pueden incorporar al arsenal de aviones de combate de sexta generación.

Los sistemas de armas de vanguardia «existen y progresan con bastante eficacia», dijo Vladimir Mikheev, subdirector de KRET, un contratista líder en guerra electrónica. «Las pruebas se realizan constantemente, tanto en laboratorios como en rangos de prueba», dijo a la agencia de noticias TASS.

Las pistolas de microondas son básicamente proyectores de poderosa radiación electromagnética que hace que los circuitos electrónicos se quemen. No son armas de un solo uso, a diferencia de los dispositivos de pulso electromagnético, que pueden usarse para un propósito similar.

Estas armas de energía dirigida pueden usarse para deshabilitar los misiles entrantes al destruir sus sistemas de guía. El funcionario de KRET dijo anteriormente que los futuros aviones de combate de sexta generación de Rusia podrían estar equipados con tales dispositivos.

Mikheev predijo que varios componentes electrónicos en una aeronave se fusionarían en un dispositivo integrado, que combinaría las funciones del radar y otros sensores, así como un sistema de guerra electrónica, un sistema de orientación de misiles y probablemente incluso un dispositivo de comunicación. Su uso ofensivo produciría grandes cantidades de radiación de microondas, lo que sería perjudicial para los pilotos, lo que significa que solo aviones de tipo UAV serían adecuados.

Fuente