Al menos el 90 por ciento de la población de Macedonia que participó en el referendo por el cambio de nombre de su país, está de acuerdo con la opción que bautizará a la nación como la «República de Macedonia del Norte».

Tras el escrutinio de más de la mitad de los votos en los centros de votación, el «Sí» obtuvo un 90,7 por ciento del favoritismo.

Según el primer ministro de la Antigua República Yugoslava de Macedonia (ARYM), Zoran Zaev, «más del 90 por ciento de electores aprobaron el acuerdo con Grecia para cambiar el nombre de Macedonia y el Parlamento debe confirmar la voluntad de la mayoría».

No obstante, solo el 36,3 por ciento de la población votante acudió a los centros de votación para emitir su opinión acerca del cambio de nombre su país.

Los resultados revelaron que hacen falta por lo menos 14 puntos para que la actuación sea constitucional. Esto, de acuerdo al artículo 30 de la Constitución macedonia, que establece que una consulta solo es válida si el respaldo es de, por lo menos, el 50 por ciento.

Esta participación de los electores dificulta la aprobación del Parlamento a la reforma constitucional necesaria para cambiar el nombre del país.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, felicitó al pueblo de Macedonia tras la consulta popular.
«Agradezco el voto afirmativo en el referendo de Macedonia. Insto a todos los líderes políticos y a las partes a participar de manera constructiva y responsable para aprovechar esta oportunidad histórica.
La puerta de la OTAN está abierta, pero todos los procedimientos nacionales deben completarse.

Por su parte, el líder del principal partido opositor de Macedonia, la alianza conservadora VMRO-Dpmne, Hristijan Mickoski, consideró que la pregunta de la consulta fue manipuladora, por lo que se abstuvo de votar.

La pregunta realizada a los votantes solicitaba que dijeran si apoyaban o no la «la integración en la Unión Europea (UE) y la OTAN, al aceptar el acuerdo entre la República de Macedonia y la República de Grecia» y no si aprobaban el cambio de nombre del país a «República de Macedonia del Norte». El cambio del nombre permitirá a Macedonia entrar en la OTAN y la UE.

Fuente