A principios de esta semana, Irán lanzó siete aviones no tripulados y seis misiles balísticos de ataque de precisión contra varios objetivos terroristas en la región de Abu Kamal de Siria en represalia por un ataque del 22 de septiembre en Ahvaz que dejó 25 muertos.

El secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, Ali Shamkhani, declaró que los ataques con cohetes iraníes contra los militantes en Siria alcanzaron un objetivo a varios kilómetros de distancia de la posición de las tropas estadounidenses, informó el miércoles la agencia de noticias Tasnim.

«Nuestras fuerzas aeroespaciales le enviaron a [los estadounidenses] una señal importante cuando lanzaron cohetes en instalaciones a tres millas [a unos 5 km] de usted», dijo Shamkhani.

El lunes, el Cuerpo de Guardias Revolucionarios Islámicos (IRGC, por sus siglas en inglés) lanzó varios misiles balísticos en Siria al este del río Éufrates, donde supuestamente se encontraban los organizadores del ataque terrorista de septiembre en Ahvaz, en Irán.

Durante un desfile militar en Ahvaz el 22 de septiembre, terroristas armados abrieron fuego, matando al menos a 25 e hiriendo a 60. Tres de los atacantes fueron asesinados por las fuerzas de seguridad iraníes, mientras que el cuarto murió luego por sus heridas.

Tanto el Movimiento Democrático Árabe Patriótico en Ahvaz como Daesh se responsabilizaron por el ataque mortal. El líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Khamenei, por su parte, culpó del incidente de Ahvaz a los «regímenes respaldados por Estados Unidos en la región», refiriéndose a Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos.

Fuente