La Policía de Seguridad de Suecia, SÄPO, identificó las actividades del presidente de la llamada Escuela de Ciencias de Gotemburgo como una de las razones por las que la segunda ciudad más grande de Suecia se destaca en la cantidad de terroristas yihadistas que produce.

Abdel Nasser El Nadi, presidente y director de la Escuela de Ciencias con sede en Gotemburgo, es un reclutador de larga data para el extremismo musulmán y está presente en la lista de extremistas islamistas de SÄPO, que cuenta con aproximadamente 2.000 personas, reveló el regulador sueco de terrorismo Doku.

Si bien no se han presentado cargos formales contra él, se considera que El Nadi (53) es una de las razones del aumento del extremismo islamista en Gotemburgo, que produjo aproximadamente un tercio de los aproximadamente 300 yihadistas de Suecia (o «combatientes extranjeros», para usar el lenguaje oficial), informó Doku.

La Escuela de Ciencias ha sido reportada anteriormente por tener vínculos con el islamismo y empleados que han expresado simpatías por Daesh *. Abdel Nasser El Nadi rechazó las acusaciones del islamismo, enfatizando que tiene cinco hijos nacidos en Suecia y afirmó que se esfuerza por proteger a su sociedad.

Según Doku, El Nadi ha estado dirigiendo grupos para estudios islámicos y ha aparecido en varias conferencias dentro del ambiente radical islámico en Suecia. Doku también se refirió a las publicaciones de El Nadi en otoño de 2014, cuando hizo campaña por un «fuerte estado musulmán suní» en medio del ataque de Daesh en Siria e Irán, donde logró crear un «califato» autoproclamado y de corta duración.

Mientras tanto, la Escuela de Ciencias ha sido objeto de duras críticas durante años. En 2012, el municipio de Gotemburgo informó que la escuela había cobrado tasas recaudadas ilegalmente y se vio obligada a pagar 200.000 SEK.

El mismo año, provocó la ira de la Inspección Escolar Sueca por no cumplir con los estándares educativos suecos, ya que solo un tercio del personal de la escuela tenía las calificaciones adecuadas. Además, los alumnos de bajo grado tenían lecciones de religión, aunque el tema estaba notablemente ausente en el calendario. La enseñanza giraba únicamente en torno al Islam y la cosmovisión musulmana, subrayó la Inspección de Escuelas.

A pesar de años de advertencias, a la Escuela de Ciencias se le ha permitido continuar e incluso se está expandiendo. Abdel Nasser El Nadi comenzó una nueva escuela en la ciudad de Gävle y recibió permiso para abrir otra en Halmstad el próximo año. Su solicitud para otra escuela en Gotemburgo fue rechazada, pero solo porque fue presentada demasiado tarde.

Tras esta revelación, el periódico sueco Expressen publicó un artículo de opinión titulado «El reclutador de Daesh dirige la escuela gratuita. ¿Quién está sorprendido?»

Según Expressen, esta historia destacó dos fallas sistémicas grotescas en el mercado escolar de Suecia, que describió como un «salvaje oeste». En primer lugar, prácticamente cualquier persona puede abrir una escuela gratuita, mientras que cerrar una parece ser una tarea más complicada que viajar a la luna. En segundo lugar, los niños reciben un conocimiento escaso y habilidades deficientes, mientras que también se adoctrinan.

A partir de 2019, los requisitos más estrictos entrarán en vigor, lo que facilitará a las autoridades el retiro de permisos. Según Expressen, sin embargo, la eficacia de las nuevas medidas aún está por verse. Mientras la Escuela de Ciencias y sus gustos continúen funcionando, algo sigue muy mal, concluyó.

Fuente