María Zajarova, reaccionó el martes a las amenazas proferidas en la misma jornada de la embajadora de Estados Unidos ante la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Kay Bailye Hutchison, sobre que Washington está dispuesto a destruir los misiles rusos que supuestamente se están elaborando en violación del Tratado INF (siglas en inglés del Tratado sobre Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio).

“Da la impresión de que las personas que hacen estas declaraciones no se dan cuenta de su nivel de responsabilidad y del peligro de su agresiva retórica”, enfatizó la diplomática rusa.

Dirigiéndose a Hutchison, la portavoz de la Cancillería rusa convino que se tendrá que esforzar mucho para luchar contra las consecuencias de sus propios errores, pues “construir resulta más difícil que destruir”.

El mismo martes, el secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg, dijo que el bloque militar considera que Moscú viola el Tratado INF y llamó al país euroasiático a ser transparente al respecto.

En este sentido, Zajarova precisó que los expertos militares de Rusia ofrecerán una respuesta detallada al respecto.

El acuerdo, firmado en 1987, prohíbe a los firmantes poseer, producir o probar misiles de crucero de un alcance comprendido entre 500 y 5500 kilómetros. Tanto Moscú como Washington en reiteradas ocasiones se han acusado mutuamente de desarrollar sistemas que violan este pacto. En junio, el Kremlin denunció que ciertas medidas adoptadas por Washington son, en realidad, preparativos para abandonar Tratado sobre Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio.

Fuente