Irán ha rechazado las preocupaciones «injustificadas» expresadas por la OTAN sobre las actividades regionales de la República Islámica, y dijo que la alianza militar occidental debería preocuparse más bien por las políticas «unilaterales y peligrosas» de los Estados Unidos y su incumplimiento de los compromisos internacionales.

Hablando antes de las reuniones de los ministros de defensa de la OTAN en Bruselas el martes, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, expresó su preocupación por lo que llamó «actividades desestabilizadoras de Irán en la región más amplia de Medio Oriente» y su programa de misiles.

En respuesta, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Bahram Qassemi, subrayó que Irán, que es en sí misma una importante víctima del terrorismo, ha desempeñado el papel más efectivo en la eliminación de grupos terroristas como Daesh en la región.

«Contrariamente a las observaciones del secretario general de la OTAN, la mayoría de la comunidad internacional ha reconocido el papel constructivo de Irán en la creación de estabilidad en el Golfo Pérsico y la región del Medio Oriente», dijo.

Qassemi agregó que muchos países europeos deben su seguridad hoy a la lucha «generosa» de Irán contra los grupos terroristas extremistas.

Los países europeos deben estar agradecidos por la batalla «sagrada» de Irán dirigida a contener a los terroristas en la región en lugar de cuestionar las políticas «constructivas y efectivas» del país, que les brinda seguridad.

Irán «siempre ha buscado el diálogo y la cooperación estrecha con sus vecinos, pero cree, al mismo tiempo, que los países regionales deben preservar la seguridad de Medio Oriente», dijo.

El Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, se dirige a una conferencia de prensa antes de una reunión ministerial de defensa de la OTAN en la sede de la OTAN en Bruselas, Bélgica, el 2 de octubre de 2018. (Foto de AFP)
El funcionario expresó la objeción de Teherán a «cualquier presencia e intervención de potencias extranjeras y cuerpos de seguridad militar en el Medio Oriente y la región del Golfo Pérsico bajo el pretexto de brindar seguridad».

El portavoz iraní desestimó las preocupaciones del jefe de la OTAN sobre el programa de misiles convencionales de Irán, diciendo que sirve para fines de defensa y disuasión.

«Definitivamente, tales expresiones injustificadas de preocupación no tendrán ningún efecto en la política de la República Islámica de Irán para preservar, desarrollar y fortalecer su poder y programa de defensa de misiles», dijo Qassemi.

También se refirió a la confirmación repetida por parte de la Agencia Internacional de Energía Atómica (OIEA) del cumplimiento por parte de Irán de los términos del acuerdo nuclear de 2015, conocido como el Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA).

«El secretario general de la OTAN debería estar más que nunca preocupado por el incumplimiento de los compromisos de uno de sus miembros, así como por su retiro ilegal y unilateral del JCPOA», agregó.

En mayo, el presidente Donald Trump sacó a los Estados Unidos del JCPOA a pesar de las objeciones de las otras partes.

Además de restablecer las sanciones contra Irán que había levantado en virtud del acuerdo, el gobierno de Trump también ha tratado de desalentar a las empresas europeas de hacer negocios con Irán amenazándolas con sanciones.

Fuente