La portavoz de la Cancillería china, Hua Chunying, ha denunciado las afirmaciones hechas este jueves por el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, quien sin ofrecer prueba alguna, acusó a Pekín de buscar inmiscuirse en las elecciones legislativas de noviembre próximo en el país norteamericano.

“En el discurso se planteó acusaciones infundadas contra las políticas internas y extranjeras de China, alegando que China se entromete en los asuntos internos de EE.UU. y en sus próximos comicios”, ha censurado la vocera china.

La política de China respecto a las relaciones con Washington es bien clara, asevera la diplomática, y recuerda el compromiso de Pekín con seguir cooperaciones “ganar-ganar” y basadas en el respeto mutuo con otros Estados.

“Instamos a Estados Unidos a que corrija sus errores, deje de acusar y difamar sin fundamento a China. Pues tales acciones perjudican los lazos China-EE.UU.”, ha subrayado.

Las tensiones entre Estados Unidos y China se han disparado en los últimos meses por diversas cuestiones, como la guerra comercial desatada por Washington contra Pekín, el apoyo del Gobierno estadounidense a Taiwán —isla que mantiene disputas territoriales con China— y las sanciones de EE.UU. contra el Ejército chino por “comprar armas rusas”.

Ante tal situación, Pekín ha llamado en reiteradas ocasiones a Washington a dejar de lado la mentalidad propia de la Guerra Fría y evitar así caer en la trampa de un juego de ‘suma cero’”.

Fuente