La agencia de la ONU para los refugiados palestinos expresó el viernes su preocupación luego de que el alcalde israelí de Jerusalén dijo que lo retiraría de la ciudad. El alcalde Nir Barkat anunció en un comunicado el día anterior que «un plan detallado para retirar a UNRWA de Jerusalén y reemplazar sus servicios con servicios municipales», informa AFP. UNRWA dijo que tal movimiento afectaría sus operaciones e instalaciones humanitarias en el este de Jerusalén. La agencia administra escuelas y centros de salud, particularmente en el campo de refugiados de Shuafat, donde dice que se estima que viven 24,000 palestinos. Israel y los Estados Unidos se oponen al hecho de que los palestinos pueden pasar el estatus de refugiado a sus hijos y quieren que se reduzca drásticamente el número de refugiados cubiertos por la agencia.

Fuente