Turquía no abandonará Siria hasta que el pueblo sirio celebre una elección, dijo el jueves el presidente turco, Tayyip Erdogan.

«Cada vez que el pueblo sirio celebre una elección, dejaremos a Siria a sus dueños después de que celebren sus elecciones», dijo Erdogan en un foro en Estambul. 

Erdogan acordó con el presidente ruso Vladimir Putin el mes pasado establecer una zona desmilitarizada entre los rebeldes y los combatientes gubernamentales en el norte de Siria. También tiene presencia en la región noroeste de Afrin y más al este, alrededor de Jarablus. Erdogan también dijo el jueves que Turquía no está experimentando dificultades para conducir conversaciones con grupos radicales en Idlib, el último enclave controlado por los rebeldes fuera del control del presidente sirio Bashar al-Assad.

Hayat Tahrir al-Sham, que incluye al grupo vinculado a Al Qaeda anteriormente conocido como Frente Nusra, es la alianza yihadista más poderosa en Idlib. Turquía designó al grupo como organización terrorista en agosto, coincidiendo con una decisión de las Naciones Unidas en junio.

El mes pasado, en una cumbre en Sochi, Erdogan y el presidente ruso Vladimir Putin acordaron crear una zona desmilitarizada con una profundidad de 15-20 km, de la cual los grupos radicales se retirarán el 15 de octubre. El jueves, Erdogan dijo que además de las 12 observaciones realizadas por Turquía en el área, Rusia tiene 10 puntos de observación e Irán tiene seis.

«Asegurar este corredor significa asegurar Idlib», dijo. «Y hemos empezado a fortalecer nuestros puestos de observación».

Fuente