La Autoridad Nacional de Gestión de Desastres de Indonesia (BNPB por su sigla en indonesio) informó que la cifra de muertos por el terremoto y tsunami en la isla Célebes ascendió a 1.571.

El organismo indicó que cifra de heridos aumentó a 2.549 y la cifra de personas en centros de acogida se elevó a 70.821.

Las autoridades indicaron que en las próximas horas se vence el plazo dado a los equipos de búsqueda y rescate para hallar a sobrevivientes en los escombros de las zonas golpeadas por el tsunami el pasado viernes.

Según estimaciones de la organización Aksi Cepat Tanggap (ACT), dedicada a la respuesta de desastres, y otras organizaciones de rescate, la mitad de la población del barrio de Balaroa, en Palu quedó sepultada.

«Hay casas unas encima de las otras y los cuerpos en el fondo», dijo a EFE Ali Akbar, uno de los miembros de ACT en Palu, la capital provincial en el norte de la isla.

A la fecha, el número oficial de desaparecidos asciende a 113 personas, pero los equipos de rescate en el terreno aseguran que el número puede superar las mil personas.

El Gobierno y las organizaciones intentan mantener la asistencia y ayuda a los más de 70.000 desplazados, sobre todo en las zonas de la isla que permanecieron más tiempo incomunicadas. En algunos distritos de Palu, donde viven más de 350.000 personas, comenzó a restablecerse el suministro eléctrico y camiones cisterna con gasolina y agua potable llegan diariamente a la urbe, donde cada vez abren más comercios.

Fuente