Las sanciones petroleras unilaterales de Washington contra Teherán han provocado una fuerte caída en las exportaciones de petróleo crudo de Irán y un alza de precios en el mercado petrolero. Mientras tanto, el príncipe heredero de Arabia Saudita ha insistido en que su reino está reemplazando el petróleo iraní perdido con su propia producción.

El ministro de petróleo iraní, Bijan Zanganeh, rechazó las afirmaciones del príncipe heredero de la corona saudita bin Salman de que Riad estaba compensando la pérdida de los suministros de petróleo de Teherán como «tonterías».

«Las declaraciones del [Príncipe heredero de Arabia Saudita Mohammed] bin Salman solo pueden satisfacer [al presidente de Estados Unidos, Donald] Trump. Nadie más le creerá. El petróleo de Irán no puede ser reemplazado por Arabia Saudita», dijo Zanganeh el lunes, según lo cita el sitio web oficial de su ministerio.

«Cualquier país que haga tales reclamos (…) solo quiere mostrar su apoyo a las sanciones de los Estados Unidos contra Irán», dijo el ministro.

Sus comentarios se produjeron después de que bin Salman le dijera a Bloomberg el viernes que Riyadh había cumplido su promesa a Washington de reemplazar el petróleo iraní perdido por las renovadas sanciones de Washington.

A principios de este año, Donald Trump restableció las sanciones económicas a Teherán después de sacar a los Estados Unidos del Plan de Acción Integral Conjunto, un acuerdo histórico que la República Islámica celebró con cinco grandes potencias mundiales en 2015. El acuerdo frenó las ambiciones nucleares de Teherán a cambio de eliminación de las sanciones agobiantes de la economía del país. El POTUS explicó su movimiento al afirmar que el acuerdo «mal negociado» no impidió que Irán alcanzara la capacidad de las armas nucleares.

Las sanciones estadounidenses adicionales que apuntan a los suministros de petróleo de Irán están programadas para entrar en vigencia el 4 de noviembre. Dado que Estados Unidos ha amenazado a las compañías y países que hacen negocios con Teherán y compran petróleo local con sanciones, las exportaciones de petróleo de Irán ya han visto una fuerte caída. Las ventas de crudo del país se desplomaron en un 62 por ciento desde mayo, mientras que los precios del petróleo alcanzaron un máximo de cuatro años la semana pasada.

El mes pasado, surgió que Arabia Saudita, el único productor de petróleo capaz de ajustar su producción, era poco probable que produjera 12 millones de barriles por día para cubrir las exportaciones petroleras iraníes una vez que Washington introduzca restricciones. La empresa estatal de Arabia Saudita Oil Company, conocida como Saudi Aramco, les estaba diciendo a sus potenciales clientes que el crudo escasearía en octubre, informó el viernes el Wall Street Journal citando a funcionarios saudíes.

Fuente