Kiev decidió romper el Tratado de Amistad con Rusia por propósitos relacionados con los comicios ucranianos de 2019, dice el vicecanciller ruso Grigori Karasin.

“Es absolutamente obvio que las autoridades ucranianas lo hicieron buscando mejorar de alguna forma en intención de voto de cara a las próximas elecciones presidenciales de 2019”, indicó el diplomático en una entrevista ofrecida el domingo al diario ruso Izvestia.

Anteriormente, el presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, aprobó la decisión del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de rescindir el Tratado de Amistad, Cooperación y Asociación con Rusia. En caso de cumplimiento de todos los procedimientos, este tratado dejará de tener efecto a partir del 1 de abril de 2019.

Este acuerdo fue firmado en 1997 y entró en vigor en 1999 por un plazo de 10 años, con una prolongación automática a menos que una de las partes exprese su deseo de rescindirlo. Moscú lamentó la decisión de Kiev y la catalogó de un paso destructivo más. Por su parte, la oposición ucraniana denunció que tal medida era contraria a los intereses nacionales del país y establecía un vacío legal peligroso en las relaciones con Rusia.

El grave deterioro de las relaciones entre los dos países de la antigua la Unión Socialista de Repúblicas Soviéticas (URSS) tiene raíz en el referéndum de marzo de 2014 que dio lugar a la reunificación de Crimea con Rusia. Desde abril del mismo año, Ucrania lleva a cabo una operación contra los independentistas en el este de su territorio, donde se proclamaron las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk.

Kiev responsabiliza a Moscú de dicha crisis, aunque las autoridades rusas insisten en que su país no tiene nada que ver con el conflicto en Ucrania y, de hecho, esperan que su vecino supere cuanto antes la crisis.

Fuente