El presidente chino de Interpol, Meng Hongwei, desaparecido desde hace una semana, envió su renuncia con efecto inmediato, según dio a conocer hoy  esa organización. Al parecer, Hongwei ha sido detenido en China por una presunta «violación de la legislación estatal». «El Secretariado General de Interpol en Lyon recibió hoy la dimisión del señor Meng Honwei como presidente de Interpol con efecto inmediato», señaló el organismo en un comunicado difundido a través de su cuenta en Twitter.

En su lugar asume de forma interina la presidencia de la organización el coreano Kim Jong Yang, hasta ahora vicepresidente senior en el Comité Ejecutivo de Interpol.  El anuncio se produjo poco después de que la Comisión Disciplinaria del Partido Comunista chino anunciara en Pekín que Meng, quien también es viceministro chino de Seguridad Pública, está siendo investigado. Se encuentra bajo «vigilancia», un eufemismo que generalmente se refiere a un encarcelamiento.

La familia de Meng había perdido contacto con él luego de que éste viajara desde Francia, donde tiene su sede Interpol, a China. Normalmente cuando desaparecen funcionarios chinos de alto rango se trata de asuntos relacionados con causas de corrupción u otras violaciones de las normas disciplinarias del Partido Comunista.

Fuente