El 12 de octubre, los hutíes atacaron el puesto fronterizo de al-Ruqa y varias otras posiciones del ejército saudí en la provincia de Jizan, sur de Arabia Saudita, según la televisión yemení al-Masirah.

Durante el ataque transfronterizo, los combatientes hutíes mataron e hirieron a varios soldados del ejército saudí. Los hutíes también capturaron equipos avanzados de reconocimiento y un montón de municiones.

Un día antes, los hutíes tomaron varias posiciones del ejército saudí al este del monte al-Dud en Jizan durante un ataque similar. Además, los combatientes Houthi capturaron un avanzado misil guiado antitanque LIG Nex1 Raybolt (ATGM) de Corea del Sur.

Los hutíes intensificaron sus operaciones a lo largo de la frontera entre Yemen y Arabia Saudita en las últimas semanas en lo que parece ser un intento de presionar a la coalición liderada por los saudíes. Según los medios de comunicación saudíes, la coalición se está preparando para lanzar una nueva ofensiva en la ciudad costera yemení de al-Hudaydah, un bastión clave de los hutíes.

Fuente