Miles de migrantes están atrapados en Bosnia y ahora están tratando de ingresar a la Unión Europea a medida que las temperaturas están bajando. Se cree que Croacia no es su principal interés, siendo su destino final los países más ricos de Europa occidental y del norte.

La policía antidisturbios croata se ha enfrentado con inmigrantes que buscan ingresar al país desde la frontera bosnia, informó Reuters el miércoles.

A comienzos del día, cientos de migrantes rompieron un cordón policial bosnio y bloquearon el punto de control fronterizo de Maljevac en el noroeste de Bosnia en un intento por presionar a las autoridades croatas para que les permitieran abrir camino hacia los países occidentales de la UE a través de Croacia.

Según informes, gritaron «¡Fronteras abiertas!» arrojando piedras a la policía croata, que respondió con cargos de gas lacrimógeno y bastones, dejando a varias personas heridas. Una mujer sufrió lesiones en la cabeza durante el enfrentamiento y fue llevada al hospital junto a otro hombre herido.

Según los medios bosnios, los migrantes pasaron dos noches durmiendo a unos 100 metros del cruce fronterizo, esperando poder ingresar a Croacia. Se calentaron junto a las fogatas e instalaron carpas improvisadas para pasar noches frías.

Los inmigrantes se negaron a irse, lo que llevó a la policía croata a instalar una cerca en su lado de la frontera. La mayoría de ellos quieren viajar a través de Croacia, dirigiéndose a los países más ricos de la Unión Europea.

Después del cierre oficial de la llamada ruta de migración de los Balcanes Occidentales (Grecia-Macedonia-Serbia-Croacia) en 2016, los refugiados ahora viajan a los países de la UE a través de una nueva ruta de los Balcanes, lo que aumenta la presión sobre las capacidades de recepción de Bosnia, Albania y Montenegro con miles de solicitantes de asilo registrados en estos países a principios de 2018

Etiquetas: ; ; ; ;