El alto funcionario del Tesoro de los Estados Unidos, Marshall Billingslea, dijo el martes que Venezuela puede amenazar la estabilidad regional, subrayando que el gobierno de Maduro desafía seriamente a los Estados Unidos y puede crear serios problemas para sus aliados, Brasil, Colombia y Argentina.

«Venezuela representa una clara amenaza para la estabilidad y la seguridad regionales», dijo Billingslea, subsecretario de financiamiento del terrorismo en el Departamento del Tesoro.

Destacó además que el problema de Venezuela es «hemisférico» y que Estados Unidos ve «la implosión» del gobierno de Maduro como un «desafío directo».

Los comentarios de Billingslea siguen a las discusiones del lunes sobre Venezuela entre el secretario de Estado estadounidense, Michael Pompeo, y el nuevo presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro.
A principios de este año, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que el gobierno de Maduro «podría ser derribado muy rápidamente por los militares si los militares deciden hacerlo». Venezuela condenó la declaración de Trump que apuntaba a la interferencia en los asuntos internos del país, según el Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela.

Venezuela se ha visto envuelta en una profunda crisis económica desde la caída de los precios del petróleo en 2014. La situación económica se ve agravada por la crisis política en el país.

Fuente