hemos estado siguiendo el desarrollo de la industria militar y armamentística de alta tecnología de Rusia, y hemos estado informando de la creciente brecha que se está desarrollando entre las capacidades de Rusia y las de los EE. UU. Esto se debe en parte a la mala gestión de parte del MIC de los EE. UU. , o complejo industrial militar. El sistema estadounidense es especulativo, basado en la promesa, mientras que el sistema ruso parece estar basado en resultados.

A medida que nos acercamos a la tercera década del siglo XXI, la batalla por el espacio tendrá un lugar destacado. Recordamos que en la década de 1980, el infame presidente de los Estados Unidos, Reagan, prometió que los estadounidenses serían capaces de producir un sistema de armas «Star Wars», y el programa se basó en el uso de láseres.

Pero es Rusia la que ha dado pasos agigantados en el desarrollo de armas espaciales y armas que pueden llegar al espacio. El S-500, por ejemplo, puede alcanzar esos objetos en una órbita cercana a la tierra a la que nos referimos casualmente como «espacio».

La destrucción de los satélites es una condición esencial para la victoria en el caso de un conflicto militar, por ejemplo, entre Rusia y los Estados Unidos, dijo al periódico Vzglyad el experto militar Konstantin Sivkov.

Sivkov destacó que Rusia, además de tener misiles anti-satélite con tecnología avanzada, también está modernizando los proyectiles de la Unión Soviética.

«Es necesario derribar los satélites que realizan misiones de espionaje en nuestro territorio antes del inicio de las acciones militares, así como los satélites que proporcionan datos de navegación para las tropas enemigas en nuestro territorio y cerca de nuestras fronteras», explicó el analista, destacando La importancia de este armamento, cuya victoria en los conflictos modernos será «imposible» sin él.

El experto militar señaló que la destrucción de los satélites «reduce» la capacidad militar del adversario «varias veces» y señaló que Estados Unidos y China también tienen misiles de este tipo. Según él, los estadounidenses pueden destruir satélites con los misiles SM-3.

Al mismo tiempo, Sivkov señaló que los Estados Unidos «dominan el espacio», ya que tienen unos 400 satélites militares, cuatro veces más que Rusia.

Fuente