La República Checa se negó a firmar el acuerdo de migración de las Naciones Unidas. Esta decisión fue tomada en una reunión de gobierno.

El Gabinete de Ministros señaló que el documento carece de una distinción clara entre los conceptos de migración legal e ilegal.

La ONU planea adoptar el «Pacto Mundial para la Migración Regulada» en la primera mitad de diciembre de 2018 en una conferencia en Marruecos. En enero, será oficialmente aprobado por la Asamblea General de la ONU.