Los sistemas de misiles S-300 son capaces de destruir objetivos aerodinámicos a una distancia de hasta 200 kilómetros (124 millas) y objetivos balísticos a una distancia de unos 40 kilómetros (25 millas). El rango de detección del S-300 es de 300 kilómetros (186 millas).

La red de noticias rusa Zvezda ha publicado un video de cómo poner en alerta de combate los sistemas de misiles tierra-aire S-300PM Favorit durante los simulacros en el Distrito Militar del Sur de Rusia.

Los juegos de guerra se llevaron a cabo cerca de la ciudad de Rostov, donde las tripulaciones del S-300 destruyeron un total de 20 objetivos enemigos simulados durante los ataques con misiles.

Además, los militares implementaron una serie de tareas relacionadas con varios cambios de posición y una evacuación del lanzador desde el área de posición con la ayuda de un camión de remolque.

Los sistemas S-300 están diseñados para proteger las principales instalaciones industriales y administrativas, así como las bases militares y los puestos de mando de ataques aéreos. Una división S-300 normalmente consta de 12 vehículos, y uno de ellos sirve como puesto de mando y designa objetivos para los otros 11 S-300.

Fuente