El magistrado de la Corte Suprema de Panamá Jerónimo Mejía ha dictaminado este lunes el auto de apertura a juicio contra Martinelli tras admitir pruebas periciales presentadas por el fiscal Harry Díaz, quien pide 21 años de cárcel para el exgobernante.

Mejía, en condición de juez de garantía, ha dicho que Martinelli será enjuiciado el próximo 11 de diciembre por los delitos contra la inviolabilidad del secreto y del derecho a la intimidad y peculado por la compra de equipos de interceptación de las comunicaciones para espiar sin autorización en “beneficio personal”.

La violación de la intimidad se habría dada a través de la interceptación de correos electrónicos, llamadas de teléfono, tarjetas de memoria, agendas telefónicas, audios y grabaciones de conversaciones privadas.

Al dictar la resolución, el magistrado ha reiterado que la Corte tiene competencia para juzgar a Martinelli y no un juzgado ordinario como pidió la defensa del exmandatario, tras la renuncia de su cliente al foro centroamericano.

Mejía argumentó que la Corte tiene la competencia debido a que Martinelli era integrante del Parlamento Centroamericano (Parlacen) cuando comenzó el proceso judicial.

A Martinelli, de 66 años, se le acusa de haber ordenado presuntamente la interceptación de comunicaciones de al menos 150 personas, entre políticos, empresarios y periodistas.

El magnate de los supermercados fue extraditado a Panamá el 11 de junio pasado desde Estados Unidos, donde estuvo encarcelado un año en una prisión federal de Miami.

Fuente