Da igual la forma de Estado, da igual que sea Monarquía o que sea República, la cuestión es separarse de lo que consideran que no es su país, que es España”, ha respondido Sánchez a la pregunta de si una reforma de la Constitución podría ser la clave para solucionar el tema del independentismo de la región autonómica de Cataluña.

Una reforma constitucional, explica Sánchez, puede servir para resolver algunas deficiencias del modelo autonómico, como, por ejemplo, el reparto de competencias para que estén “mucho más definidas entre los distintos niveles de la administración”.

Sin embargo, en su opinión, para resolver la cuestión catalana —tras el referéndum del 1 de octubre y la proclamación de la independencia el 27 de octubre de 2017— y para ganar la batalla política del independentismo en Cataluña “lo más importante” es plantear un “proyecto de regeneración política, social y económica de España imbricado con Europa”, una Europa “federal, de más integración”, que a su juicio, abrazarían los catalanes, tengan o no un sentimiento de Cataluña como nación.

Además, en otra parte de su entrevista con diversos medios locales con motivo del 40 aniversario de la Constitución española, el presidente español se ha mostrado partidario de derogar el artículo 56.3 de la Constitución Española que señala que “la persona del rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad”.

Considera “sin duda alguna” que la inviolabilidad del rey, recogida en la Carta Magna, se ha quedado obsoleta y está convencido de que Felipe VI sería favorable a eliminar dicha prerrogativa, que lo convierte en intocable para los tribunales al no estar sujetos sus actos a ninguna responsabilidad.

“Pero estoy convencido de que hasta el jefe del Estado también [estaría de acuerdo]. No habría ningún problema. Al contrario”, señala.

Argumenta que en esta legislatura no hay tiempo para reformas constitucionales “en profundidad” ya que el proceso es largo, pero sí cree que hay “»suficiente consenso” para reformas “puntuales”, como la de los aforamientos, que pueden hacer “pedagogía” entre los parlamentarios para una futura reforma constitucional.

Sobre las polémicas declaraciones de Sánchez respecto a la eliminación de la inviolabilidad del rey, el líder del Partido Popular (PP), Pablo Casado, ha dicho este martes que el oficialista Partido Socialista Obrero Español (PSOE) intenta con esta propuesta “contentar a los independentistas”, lo que considera una equivocación.

El cuestionamiento de la monarquía va más allá de eliminar su aforamiento. El secretario del partido Podemos, Pablo Iglesias, ha dicho que la monarquía “ha perdido su sentido” para la democracia española”.

Fuente

 

Etiquetas: ;