El ministro de Justicia de Bolivia, Héctor Arce, indicó en una audiencia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que la repostulación de Evo Morales a la presidencia de su país no viola ningún derecho.

«La repostulación de un candidato no viola derecho alguno y representa una mera posibilidad, toda vez que en última instancia serán los electores quienes le brindarán su voto de confianza o se lo denegarán», dijo el ministro de Justicia.

El pasado martes, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia autorizó la inscripción de Evo Morales como candidato presidencial para los comicios que se llevarán a cabo en 2019. Dicha decisión del Supremo omitió los resultados del referendo de 2016, el cual negaba la posibilidad de cambiar la constitución para autorizar una reelección indefinida.

Arce manifestó que el fallo del TSE «respeta y desarrolla plenamente la Constitución boliviana y cumpliendo nuestra obligación internacional desarrolla y aplica preferentemente los tratados internacionales en materia de derechos humanos».

El pasado mes de agosto, el jefe de Estado boliviano cumplió 12 años, seis meses y 23 días al mando del Gobierno y, de esa forma, superó al expresidente Víctor Paz Estensoro, quien gobernó por cuatro periodos presidenciales.

Morales asumió el poder de Bolivia en 2006. Cuatro años después ganó su primera reelección y lideró al país hasta 2014. Ese mismo año conquistó su segunda reelección para el periodo 2015-2020.

En 2019 Morales buscará su tercera reelección. De lograrlo se mantendrá como presidente hasta el 2025 y cumplirá 19 años en el poder.

Fuente