Agentes de la policía antidisturbios respondieron con gases lacrimógenos a jóvenes encapuchados que les lanzaban piedras y otros objetos incendiarios. Se reportaron varias detenciones.

Hace diez años, la muerte de Alexis Grigoropoulos por un tiroteo fatal de la policía, en Atenas, la capital de Grecia, provocó importantes disturbios que se extendieron a distintas ciudades.

Esas protestas estuvieron marcadas por destrucción de escaparates de las tiendas, saqueos y quema de automóviles.

 

Fuente