El presidente venezolano, Nicolás Maduro, considera que su homólogo colombiano, Iván Duque, es un “metiche” por involucrarse en los asuntos de Venezuela.

“En vez de dedicarse a gobernar a sus países se la pasa hablando y metiéndose, como un metiche que es, en asuntos de Venezuela”, dijo el viernes Maduro a la prensa a su llegada al aeropuerto de Maiquetía (estado Vargas), procedente de Rusia.

El líder chavista manifestó que “da vergüenza” ver a algunos dirigentes de la derecha latinoamericana enarbolar como suyas las políticas intervencionistas del “régimen imperial estadounidense” y tratar de dictar pautas desde sus países cuando no son capaces de gobernar los suyos propios.

En el caso de Colombia, ejemplarizó, Iván Duque, con apenas 100 días de gestión, ya acumula el 80 % de repudio de sus habitantes. “Allí está lo que es el fracaso de una política nacional e internacional de un país que se arrodilla a los intereses imperiales”, sentenció.

En vez de dedicarse a gobernar a sus países se la pasa hablando y metiéndose, como un metiche que es, en asuntos de Venezuela”, declaró el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en referencia a su homólogo colombiano, Iván Duque.

Duque endurece su posición contra Maduro para aislar a Venezuela | HISPANTV
El presidente de Colombia, Iván Duque, endurece su postura contra su par venezolano, Nicolás Maduro, y no enviará embajador a Caracas.

Por el contrario, comparó a Venezuela que está de pie y articulándose de manera soberana en términos de igualdad, “en base al respeto y la cooperación con los países más poderosos del planeta”, enfatizó.

En el marco del balance de sus primeros 100 días de Gobierno, el mandatario colombiano instó a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a aumentar las presiones sobre el Gobierno de Maduro.

Los lazos entre Venezuela y Colombia se han visto afectados particularmente desde la llegada de Duque al poder. El mandatario colombiano insiste en que la comunidad internacional “acorrale” al Gobierno de Caracas.

Caracas, por su parte, acusa a Bogotá de secundar a Estados Unidos en sus esfuerzos por intervenir en Venezuela y derrocar al presidente Nicolás Maduro.

Fuente