Las protestas contra un impuesto a los combustibles propuesto obligaron al presidente Emmanuel Macron a posponer sus planes para elevar los precios del diesel y la gasolina. Sin embargo, los enfrentamientos con la policía entraron en un cuarto fin de semana en Francia, y algunos radicales incluso pidieron la renuncia de Macron.

Los saqueadores irrumpieron en una tienda de Apple en Burdeos el sábado por la noche cuando violentas protestas contra el gobierno arrasaron el país.

Un clip que alcanzó cerca de un millón de visitas en Twitter muestra escenas feas en las que docenas de saqueadores toman computadoras portátiles y iPhones de Apple de las estanterías y las mesas. Algunos de los involucrados en el saqueo pueden verse vistiendo chalecos amarillos, un símbolo de los grandes disturbios en curso en Francia.

Fuente