Las fuerzas sirias han comenzado un ataque a gran escala contra las posiciones del EIIL (Daesh, en árabe) cerca de la ciudad de Al-Sujna, que se encuentra al norte de la región de Al-Tanf, donde EE.UU. tiene una base militar en un triángulo estratégico entre las fronteras de Siria, Irak y Jordania, han informado este domingo medios sirios.

En su ofensiva, el Ejército sirio ha empleado artillería pesada para destruir las instalaciones de la agrupación extremista, que respondió lanzando varios proyectiles de mortero contra blancos de las fuerzas sirias en la recién liberada ciudad de Al-Sujna.

Estos últimos enfrentamientos se producen apenas una semana después de que EE.UU., que dirige una coalición de sus aliados contra Daesh, bombardeara las posiciones del Ejército sirio cerca de Al-Sujna.

Inicialmente, la base estadounidense de Al-Tanf servía para entrenar a los combatientes de los llamados “rebeldes sirios” contra los terroristas del EIIL en Siria; sin embargo, tanto Siria como su aliado, Rusia, acusan a EE.UU. de adiestrar en su base a los terroristas de Daesh.

Últimamente, Siria ha iniciado operaciones para recuperar las zonas sureñas del país que obraban en manos de los terroristas de Daesh.

El control absoluto de Siria sobre las regiones sureñas, que se encuentran en la frontera con Jordania e Irak, significaría la victoria definitiva contra los grupos terroristas, la mayoría de los cuales reciben apoyos de potencias occidentales.

Las autoridades sirias han condenado en reiteradas ocasiones la presencia de tropas estadounidenses en su territorio, concretamente en Al-Tanf, y han aseverado que Washington y su llamada “coalición contra el EIIL” han creado un agujero negro con miras a frenar el avance del Ejército sirio frente a los terroristas.

 

Fuente