Según lo reportado el domingo por la emisora pública israelí Kan, un país árabe hizo hace unos años la solicitud para comprar el vehículo aéreo no piloteado Hermes 450, un dron de tamaño mediano y de largo alcance fabricado por la empresa Elbit Systems. El Estado comprador no se identificó en el informe del medio israelí debido a la censura militar.

Aunque la referida aeronave es diseñada principalmente para misiones de reconocimiento y espionaje, pero tiene una versión de ataque que puede portar misiles aire-tierra.

De acuerdo con Kan, funcionarios militares israelíes han rechazado la solicitud luego de una cuidadosa consideración, agregó el informe. El ministerio israelí para asuntos militares se ha negado a comentar sobre el informe.

Actualmente se sabe que dos Estados del Golfo Pérsico operan los drones Wing Loong de producción israelí, Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos (EAU).

Aunque el acuerdo con los drones no se concretó, aún se consideraba un indicio de la normalización de vínculos entre el régimen de Tel Aviv y los reinos árabes, subrayó la mencionada radio.

En los últimos años, Israel ha estado manteniendo en secreto contactos con regímenes árabes como Arabia Saudí y los EAU. En esta vía, el premier israelí, Benjamín Netanyahu, acabó con el secretismo realizando en octubre un viaje a plena luz a Omán para entrevistarse con el sultán Qabus bin Said.

Sin embargo, la opinión pública en los países árabes tiene una marcada oposición a la normalización de los lazos con Israel y lo consideran un golpe a la causa palestina y su lucha contra la ocupación. En Baréin ha habido varias manifestaciones en contra de dicho acercamiento.

Fuente