Colombia no permitirá que Venezuela haga provocaciones con la ayuda de Rusia, que recientemente envió su avión a Caracas, dijo el ministro de Defensa colombiano, Guillermo Botero.

«Colombia no es un país provocador, ni provoca a sus vecinos ni es víctima de provocaciones. [Colombia] no permite que nadie se intimide», dijo Botero a la radio W de Columbia.

La declaración se produce después de que el ministro de Defensa venezolano, Vladimir Padrino López, afirmara que la presencia de aviones rusos en el país no representaba una amenaza para otros países, y agregó que los vuelos conjuntos con aviones rusos tenían como objetivo capacitar a Venezuela para protegerse contra cualquier agresión.

La situación ha provocado críticas al gobierno ruso por parte del secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, y el Ministerio de Defensa ruso destacó que el vuelo se llevó a cabo «en estricta conformidad con las regulaciones internacionales sobre el uso del espacio aéreo».

El 10 de diciembre, dos bombarderos estratégicos Tu-160 rusos realizaron un vuelo de Rusia a Venezuela, aterrizando en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar en la capital venezolana, volando a una distancia de más de 10,000 kilómetros (aproximadamente 6,213 millas).

Además, aviones de transporte militares An-124 rusos y Il-62
Llegaron a Caracas. Se espera que la aeronave rusa realice vuelos conjuntos con la Fuerza Aérea de Venezuela.

Fuente