El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) se reúne con el acuerdo nuclear de Irán como tema central. Una sesión que demostró, una vez más, el apoyo del mundo al pacto logrado en 2015. El único inconveniente, fue la postura de EE.UU., país que abandonó el convenio unilateralmente en 2018. Su secretario de Estado, Mike Pompeo, ahora, utiliza una resolución destinada a apoyar el mismo pacto que abandonó para arremeter contra el país persa.

Ningún país respaldó la idea de Pompeo. Es más, el argumento utilizado por la Administración de Donald Trump, fue firmemente rechazado por Irán y Rusia.

El endurecimiento de las políticas de Washington ya venía siendo objeto de críticas en la misma jornada. El Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, había asegurado que EE.UU. nunca dejará de conspirar contra el país persa.

Sin embargo, el Líder iraní dejó en claro que los planes de EE.UU. ya han sido expuestos y que tales intentos resultarán en vano.

Fuente