Una gran cantidad de tumbas de un cementerio judío, en Herrlisheim, al noreste del Estrasburgo (noreste de Francia), fueron vandalizadas con grafitis antisemitas y con símbolos de esvásticas, informaron fuentes concordantes.

«Treinta y siete estelas fueron profanadas, así como el monumento de los mártires de la Shoah», anunció en un comunicado el Consistorio israelita del departamento del Bajo Rin, una información confirmada por la prefectura y la gendarmería.

En unas imágenes enviadas por el Consistorio israelita se aprecian cruces gamadas dibujadas en negro sobre estelas y la inscripción «Macron=anti-Francia» en una pared del recinto.

Según Yoav Rossano, responsable de patrimonio judío del Bajo Rin, fueron los vecinos quienes avisaron el martes a la alcaldía de ese municipio, de 5.000 habitantes, situado a 30 km al noreste de Estrasburgo. Los hechos se produjeron probablemente la noche anterior.

Los gendarmes bloquearon la entrada del cementerio para recabar muestras.

Es evidente que lleva la firma de la ultraderecha, hay cruces gamadas. Estas cosas llaman nuestra atención y nos piden que actuemos, comentó el gran rabino del Bajo Rin, Harold Weill.

«Estas cosas llaman nuestra atención y nos piden que actuemos»

En 2015, unas 300 tumbas del cementerio judío de Sarre-Union fueron vandalizadas, así como un monumento a las víctimas de la Shoah. La investigación constató el móvil antisemita.

Cinco adolescentes, que reconocieron su participación, fueron condenados en 2017 a penas de entre ocho y 18 meses de prisión condicional.

 

Fuente