La OEA alerta de lo que llama la eventual violación de Venezuela del pacto contra armas nucleares, luego de que el país haya albergado aviones militares rusos.

“Urgimos a los órganos establecidos en este acuerdo a que adopten las medidas necesarias para verificar el cumplimiento por parte de Venezuela de las obligaciones contraídas”, instó el miércoles el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, por medio de un comunicado.

Almagro, de forma concreta, enfatizó la necesidad de que el Organismo para la Proscripción de las Armas Nucleares en América Latina y el Caribe (OPANAL) compruebe si Venezuela cumple con el tratado de Tlatelolco para la desnuclearización del continente.

El responsable de la OEA, de esta manera, expresó su “preocupación más alta”, luego de que dos bombarderos estratégicos Tu-160 —capaces de transportar armas nucleares— aterrizaran el lunes en suelo venezolano para un ejercicio de vuelos operativos realizado conjuntamente por las Fuerzas Aéreas de Caracas y Moscú.

Tras argumentar su inquietud, Almagro recordó que el primer artículo del tratado Tlatelolco, el que Venezuela es parte, “prohíbe el recibo, almacenamiento o posesión de armas nucleares por sí misma o por terceros en su territorio”.

Asimismo, el también excanciller uruguayo tachó la referida misión rusa de “semejante acto lesivo de la soberanía venezolana”, pues se realizó sin la autorización de la Asamblea Nacional venezolana, dijo.

Estas declaraciones de Almagro se enmarcan en su postura siempre crítica hacia el Gobierno de Nicolás Maduro. Es más, la figura uruguaya aboga por el derrocamiento del mandatario venezolano como la mejor manera para proteger al país suramericano.

La mencionada cooperación en defensa, por otra parte, ha desatado la ira de EE.UU., cuyo secretario de Estado, Mike Pompeo, acusó a los Gobiernos de Moscú y Caracas de “malgastar fondos públicos”, a raíz de la entrega de unos bombarderos rusos a Caracas.

En respuesta a las afirmaciones de Pompeo, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, defendió el derecho soberano de su país a la cooperación en defensa y seguridad con otros países, a medida que el jefe de la Casa Blanca, Donald Trump, ya ha “amenazado públicamente con una intervención militar” en Venezuela.

Fuente