La primera ministra de Gran Bretaña, Theresa May, sobrevivió este miércoles a un voto de censura sobre su permanencia al frente del Gobierno británico.

200 legisladores votaron a favor de que la premier británica permaneciera en su puesto, mientras que 117 parlamentarios no le otorgaron su confianza.

Horas antes de la votación, la premier británica había prometido retirarse de las elecciones parlamentarias previstas para 2022.

Al menos 198 de sus 315 legisladores habían mostrado públicamente su apoyo a la primera ministra durante la jornada.

Para ser depuesta, el voto de censura en contra de May necesitaba solo de una mayoría simple.

Los críticos euroescépticos del acuerdo que la funcionaria logró con la Unión Europea sobre el Brexit (la salida de Gran Bretaña del bloque) presentaron una moción de censura obre su liderazgo el martes, horas después de que regresó de conversaciones con líderes europeos en las que buscó obtener garantías para su propuesta de acuerdo.

Fuente