El Fondo Monetario Internacional (FMI) informó este jueves que recibió datos oficiales de la economía de Venezuela por primera vez en más de una década. El anuncio se conoce luego de que se revelaran, hace un mes, los primeros contactos formales en años entre el organismo económico y el Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

«Podemos confirmar que hemos recibido ya los datos de las autoridades venezolanas. Los técnicos del Fondo están actualmente revisando los datos», explicó el portavoz del FMI, Gerry Rice, en su rueda de prensa quincenal. Rice agregó que se enviará «un informe al Directorio en las próximas semanas para que determine si cumple o no con las obligaciones».

El organismo financiero emitió en mayo una «declaración de censura» contra Venezuela por no proporcionar, durante más de una década, datos de la evolución económica anual, como exige la institución a sus países miembros. Esta seguirá vigente al menos hasta la determinación de la que habló Rice. El FMI advirtió entonces que divulgar los datos adecuados era el «primer paso” para identificar posibles soluciones a la crisis.

El proceso abierto por el organismo dirigido por Christine Lagarde contra Venezuela podría desembocar en la expulsión del país sudamericano de la institución financiera internacional. En sus últimas previsiones, publicadas en octubre en su asamblea anual en Indonesia, el FMI proyectó que Venezuela cerrará 2018 con una inflación del 1.370.000 por ciento y registrará una contracción económica del 18 por ciento.

El FMI ha calificado la de Venezuela como «una de las crisis económicas más grandes de la economía moderna», solo comparable a la situación de Alemania en 1923 o de Zimbabue en 2008. El país sudamericano tiene las mayores reservas probadas de crudo pesado del mundo, pero la gran dependencia de la economía local del precio del petróleo y la política del Gobierno en los últimos años la han sumido en la peor crisis económica de su historia, que se ha convertido en una crisis humanitaria.

Fuente