Un video de la cámara del cuerpo de policia de Texas muestra una casa en llamas que, según informes, fue incendiada por personas no identificadas. Los oficiales, que llegaron al lugar, encontraron a un niño de 10 años y a su madre atrapados en la casa en llamas.

Uno de los policías tiró su batuta, rompiendo la ventana para permitir que el niño saliera de la casa en llamas, lo que hizo, cayendo en las manos de los oficiales que estaban debajo. Los bomberos, que llegaron unos momentos más tarde, trajeron una escalera, permitiendo a la mujer escapar del fuego mortal.

Fuente