Holanda anunció el viernes que aumentará su gasto en defensa el próximo año para comprar más aviones de combate F-35 e impulsar sus Fuerzas Especiales y capacidades cibernéticas.

Los planes incluyen la compra de 15 aviones de combate F-35A más avanzados fabricados por Lockheed Martin de Estados Unidos, dijo el ministro de Defensa, Ank Bijleveld, a la agencia de noticias ANP.

“La inversión extra en defensa es una necesidad porque nuestra zona de seguridad circundante se ha convertido en un lugar más inestable. Hay más amenazas con las que lidiar y las amenazas se han vuelto más complejas «, dijo el Ministerio de Defensa en un comunicado emitido después de una reunión de gabinete semanal en La Haya.

El país ya había comprado 37 cazas furtivos F-35A, que se espera que entren en funcionamiento en 2019, lo que es suficiente para dos escuadrones. Sin embargo, la OTAN ha insistido en un tercero, dijo la ANP.

Cada F-35A actualmente cuesta $ 89.2 millones (78.9 millones de euros), según Lockheed Martin.

La decisión se produjo cuando el presidente de los EE. UU., Donald Trump, y el jefe de la OTAN, Jens Stoltenberg, solicitaron a los aliados del bloque que aumenten sus gastos de defensa, luego de un acuerdo entre los estados miembros en 2014 para gastar el dos por ciento del PIB en sus fuerzas armadas.

“Este plan muestra que el gabinete es serio acerca de las amenazas actuales. Los Países Bajos deben tomar medidas para demostrar que seguirá siendo un socio confiable «, dijo Bijleveld.

Los detalles del plan y el presupuesto se darán a conocer en la primavera de 2019, dijo el Ministerio de Defensa holandés, e indicó que también mejorará la «potencia de fuego basada en la tierra y el mar» y potenciará las fuerzas especiales y las capacidades de guerra cibernética.

Fuente