Israel ha recurrido a tácticas duras frente a las recientes protestas palestinas, porque los funcionarios israelíes son muy conscientes de sus debilidades en el trato con los palestinos que buscan la libertad, dice un comentarista.

Syed Mohsin Abbas, periodista y comentarista político, dijo a Press TV el sábado que las tropas israelíes mataron a más de 200 palestinos e hirieron a más de 18.000 desde que comenzó la Gran Marcha del Retorno alrededor del 30 de marzo y este crimen es una señal de la debilidad del régimen.

«Las personas que están liderando a Israel en este momento son en realidad psicóticas paranoicas, saben que no pueden aferrarse a Israel a largo plazo, [y] pueden ver el surgimiento de una resistencia genuina», dijo Abbas.

“Lo que estamos viendo es un pánico. Estamos viendo un pánico de la derecha israelí «, señaló el analista, y agregó que el movimiento de resistencia palestino Hamas, como el movimiento de resistencia libanés de Hezbolá, se opone a la política de ocupación israelí.

Cerca de 600,000 israelíes viven en más de 230 asentamientos ilegales construidos desde la ocupación israelí en 1967 de los territorios palestinos de Cisjordania y Jerusalén Este al-Quds.

Los palestinos quieren que Cisjordania forme parte de un futuro estado palestino independiente con Jerusalén oriental al-Quds como su capital.

 

 

Fuente