Autoridades de Estados Unidos, Canadá, Australia y Nueva Zelanda se encuentran en alerta luego de recibir decenas de amenazas de bombas por correo electrónico, lo que ha causado alarma e interrupciones en negocios y comercios, sin verificarse ninguna explosión.

El algunos casos, el destinatario recibió un correo electrónico en el cual se aseguraba que «había una bomba oculta que detonaría a menos que el remitente realizara un rescate en bitcoin«, indicó la policía de Nueva Zelanda.

Ese correo electrónico exigiendo 20 mil dólares a través de bitcoin también fue enviado a la afiliada de CNN KOCO–TV en la ciudad de Oklahoma por un espectador que lo recibió en su negocio, aunque aún no está claro si todos los que recibieron una amenaza recibieron el mismo correo.

El mensaje fue idéntico a una advertencia de correo electrónico publicada en las redes sociales por el Departamento de Policía de Cedar Rapids, Iowa, y similar a las descripciones de otras amenazas publicadas en las redes sociales de todo el país.

Sin embargo el Departamento de Policía de Cedar Rapids aclaró que no ha encontrado pruebas creíbles de que estos correos sean auténticos.

«Parece ser un robo–correo que se ha enviado a toda el área con la esperanza de estafar a los negocios con dinero», publicó la Policía en sus redes sociales.

La cadena CNN News reportó que durante más de tres meses, instituciones académicas, agencias federales y estatales, tiendas de armas y entidades municipales en más de una decena de estados recibieron correos electrónicos amenazadores.

Por su parte, el FBI informó que no ha identificado ningún dispositivo real o engañoso en los lugares amenazados, lo que sugiere que la policía considera que al menos algunas de las amenazas son lo suficientemente creíbles como para realizar búsquedas. También han recibido estas amenazas las ciudades canadienses de Vancouver, Ottowa y Toronto