Un nuevo estudio encontró pruebas de que fue efectuado un ataque sónico en contra de diplomáticos de Estados Unidos en Cuba, esto en 2016.

Las pruebas fueron encontradas después de un informe detallado por médicos de la Universidad de Miami, quienes examinaron a 35 personas en las instalaciones de la universidad y a otras 100 con sede en Cuba que no mostraron síntomas.

En sus resultados, señalaron que los afectados sufrieron daños en el oído interno, lo cual afecta al equilibrio, crea confusión o problemas para pensar. Las pruebas fueron encontradas después del resultado del primer examen médico que se hizo a los afectados poco después de que ocurriera el incidente.

“Lo que encontramos es evidencia objetiva de trastornos del equilibrio que afectan los órganos de la gravedad y disfunciones cognitivas únicas”, señaló Michael Hoffer, profesor de otorrinolaringología y cirugía neurológica de la Universidad de Miami y líder de la investigación.

The New York Times también realizó un reportaje sobre el ataque, destacando que algunas de las personas no siguieron con sus carreras debido a los ataques, por lo que cambió las vidas de muchos de los afectados.

“Unos minutos de un ruido agudo, usualmente acompañado de una sensación de alta presión, descrita como un ‘campo de fuerza’, se sintió en sus casas y habitaciones de hotel en Cuba durante varios meses a finales de 2016”, publicó el diario.

Estados Unidos reportó que, desde finales de 2016, 26 personas que trabajan o que están relacionadas con su embajada en La Habana sufrieron diversos problemas a causa de un ataque sónico. Estos ataques también se habrían llevado a cabo en hoteles donde se hospedaron estadounidenses, afirmaron las autoridades.

Sobre la fuente de estos ataques, es desconocida, pero los médicos indicaron que sería imprudente excluir cualquier potencial fuente de energía dirigida o no dirigida.

“La fuente de esta sensación de presión/sonido no ha sido determinada, pero todos los individuos afectados parecen estar conectados con la comunidad diplomática en La Habana”, indicó el informe.

Fuente